Rellena las arrugas con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia natural que está presente en nuestro cuerpo de forma habitual. Con el paso del tiempo, el ácido hialurónico que poseemos en la dermis se va perdiendo, reflejándose externamente con la aparición de arrugas y la pérdida del contorno del rostro. Para disminuir su pérdida progresiva es posible aportar de forma externa ácido hialurónico mediante microinyecciones en dermis. Este aporte permite hidratar la piel, reponer el volumen perdido y eliminar las arrugas de una forma sencilla y discreta.


¿Qué zonas se pueden rellenar con ácido hialurónico?

  • Surcos nasolabiales y/o líneas de marioneta.

  • Arrugas periorales (código de barras).

  • Aportar volumen a los arcos malares (pómulos).

  • Perfilar y/o rellenar labios.

El ácido hialurónico es un producto muy versátil por lo que presenta muchas aplicaciones. Existen diversas presentaciones en función del tamaño de la molécula, que se usan en distintas localizaciones según la profundidad de las arrugas a tratar. El hialurónico más denso se usa en arrugas profundas como los surcos nasolabiales, arrugas peribucales, y para recuperar el volumen perdido en labios. Otras arrugas más superficiales se tratan con ácido hialurónicode menor densidad.

Sin embargo no todas las arrugas faciales son susceptibles de un tratamiento aislado mediante rellenos con ácido hialurónico.

Además de las indicaciones estéticas ya mencionadas, se puede emplear en el tratamiento de las cicatrices atróficas (acné, varicela, quirúrgicas o traumáticas), puesto que aportará el volumen perdido en el tejido dérmico cicatricial.


Agenda una cita de valoración gratis dando click aquí

7 views0 comments